martes, 2 de junio de 2020

Barrotes de Luz y Sombra. (Una foto. Historias Breves)



Barrotes de Luz y Sombra.


Una prisión, se dijo a sí mismo.
Cómoda, en efecto, pero opresiva y prisión al fin.

Buscó motivos para levantarse, no supo si los halló o se los inventó.

Cuándo había vuelto? Alguna vez se había ido?
Esos barrotes de luz! De luz y de sombra ...

Un grito se le atoró,, no quiso, o no pudo ...
El alarido encarcelado lo hirió, matándolo ... lentamente ... un poco más.

(Luis Enrique Arias)



Fotografía:
Editada desde celular en formato 16:9 para Historias de Instagram, recorte de una foto de mi autoría cuyo formato original era otro, en muchos casos incluso horizontal)



--------------------------


Si desean seguirme en las redes:


Si lo comparten esta u otras entradas en las redes estaré muy agradecido, al igual que si comentan esta o alguna otra entrada que sea de su agrado.
Hasta la próxima.

lunes, 14 de octubre de 2019

El Conjurador. (Una foto. Historias breves)

¿Qué escribir como presentación para esta entrada? Después de todo, esta tratará, justamente, sobre las palabras y el poder, sobre libros y conocimiento, sobre búsqueda y frustración ... 

No deja de ser un poco irónico que sienta que, en vista de eso, todo lo que aquí diga está de más.


El Conjurador.



Aquel día no se sentía particularmente bien, pero, el contacto con todos aquellos libros lo reconfortó un poco. Tal vez -pensó- oculto en algún estante, se encontrase el libro que contuviese el conjuro que le permitiría llegar allí a donde su magia no lograba llegar aún.

Busco, tenazmente. Primero con su mente, luego, agotada esta, con su corazón. Mas la empresa resultó vana, sea porque allí no se hallaba ni el libro ni el conjuro, sea porque aún no era su hora.

Se fue, con una extraña mezcla de alegría y desazón. Solitario, pero sintiendo el poder de su magia fortalecido.



Fotografía y Texto de mi autoría.
Luis Enrique Arias



Si desean seguirme en las redes:


Si lo comparten esta u otras entradas en las redes estaré muy agradecido, al igual que si comentan esta o alguna otra entrada que sea de su agrado.
Hasta la próxima.

jueves, 26 de septiembre de 2019

A las 11 y 11. (Una foto. Historias breves)

Aquí estoy, luego de muchísimo tiempo y de alguno que otro amague de volver a publicar. Había pensado un texto explicando el porqué de mi ausencia y el porqué de mi retorno. Luego sentí que era presuntuoso de mi parte suponer que a alguien le podría importar. 

En todo caso aquí estoy nuevamente, si aún están por ahí y visitan las publicaciones que iré subiendo, notarán que la dinámica del Blog cambiará un poco. No por nada el Blog se llama El Escondite de Orfeo, y es que este humilde espacio fue no sólo el escondite de Orfeo, sino el mío también, el arte es refugio y fortaleza, y en días aciagos no es mal sitio para buscar asilo.

En estos años de lejanía con este espacio viejas búsquedas artísticas tomaron más fuerza -como el Ilusionismo- y hallé nuevos senderos que transitar, la fotografía, por mencionar alguno. 

No deseo únicamente compartir la producción de grandes artistas (que han enriquecido mi vida, me han emocionado, hecho reflexionar y crecer) quiero también darle un espacio a mi propio mundo, por humilde e imperfecto que este pueda ser, espero también sea de su agrado.

En mi cuenta de fotógrafo en Instagram comencé una sección en las historias a la que llamé "Una Foto. Historias Breves" donde tomo una imagen como disparador de un relato breve. La consigna era que no podía planearlo demasiado, tenía que ver viejas imágenes que guardo en mis archivos y dejar que una "me hable" y en base a eso escribir en ese instante una brevísima narración, espontánea, libre, sincera, sin pretensiones ... Esta es una de ellas, espero les guste.


A las 11 y 11.




Ella estuvo allí unos minutos antes, le gustaba llegar temprano. No por necesidad, sino por pura obsesión. ¿Sería tal vez que disfrutaba ver llegar a las personas? Ajenas, ignorantes del destino que les aguardaba.

Él, por otro lado, llegó allí -al menos así lo hubiese jurado- "por pura casualidad", una salida a caminar y distraerse por una zona que le gustaba de la ciudad en que vivía.

Todo sucedió en un instante, fugaz, efímero, y sin embargo ... eterno. No sintió su corazón detenerse, por el contrario, la sensación fue como si fuese la ciudad toda quien se hubiese detenido. El mundo dejó de ser un film y se transformó en una fotografía. Nada ni nadie se movía a su alrededor, salvo ella que avanzaba hacia él, para su sorpresa de un blanco radiante, inmaculado, y no de negro.

Él lo supo, suspiró aliviado, y ella ... ella sintió envidia, lo besó con cariño, beso final, beso de luces que se apagan, y se lo llevó, para siempre ... A las once y once. 



Fotografía y Texto de mi autoría.
Luis Enrique Arias



Si desean seguirme en las redes:


Si lo comparten esta u otras entradas en las redes estaré muy agradecido, al igual que si comentan esta o alguna otra entrada que sea de su agrado.
Hasta la próxima.

domingo, 6 de enero de 2019

Ausencia, Lope de Vega. Soneto.

Luego de más de un año de ausencia, vuelvo a publicar en este pequeño espacio y refugio que es este Blog ... Capricho momentáneo o nuevamente los pies en el camino? Quién sabe? Quiero creer que lo segundo. 

Ahora mientras mis dedos tipean de modo torpe estas palabras,  y donde cada frase me resulta inexacta, imprecisa, incluso ajena ... noto la falta de práctica, de disciplina, no sólo hablo de los procedimientos propios de la producción de textos, no, hablo de la disciplina del alma, de la sensibilidad, de la práctica de SER humano ... 

Por fortuna no es este un espacio que se sostenga en mi persona, como queda claro para quien revise (incluso superficialmente) este espacio. La sustancia del mismo es una variada, ecléctica, tal vez extraña incluso, selección de material y producciones artísticas que, por algún motivo (no siempre claro) calan hondo en mí ...

Comencé esta breve introducción hablando de ausencia ... Sigamos transitando pues ese camino y veamos a dónde nos conduce, hoy, Lope de Vega.


Ausencia

Ir y quedarse, y con quedar partirse,
partir sin alma, e ir con alma ajena,
oír la dulce voz de una sirena
y no poder del árbol desasirse;

arder como la vela y consumirse
haciendo torres sobre tierna arena;
caer de un cielo y ser demonio en pena,
y de serlo jamás arrepentirse;

hablar entre las mudas soledades,
pedir prestada, sobre fe, paciencia,
y lo que es temporal llamar eterno;

creer sospechas y negar verdades,
es lo que llaman en el mundo ausencia,
fuego en el alma y en la vida infierno.

Lope de Vega.



Autor: Carlos Saenz de Tejada
Título: La soledad
Fecha: 1927, España 
Estilo: Expressionism
Ubicación: Colección Privada
Dimensiones: 39 x 20 cm
Datos tomados de WikiArt


Si desean seguirme en las redes:


Si lo comparten esta u otras entradas en las redes estaré muy agradecido, al igual que si comentan esta o alguna otra entrada que sea de su agrado.
Hasta la próxima.

martes, 3 de octubre de 2017

D - Una leve aproximación a la literatura de Dorothy Parker. Reseña Teatral.


"No valgo ni para la pólvora necesaria para partirme en pedazos. No soy más que un pedazo de naufragio".


Tuve el placer de ver D - Una leve aproximación a la literatura de Dorothy Parker en el Teatro Querida Elena. La obra nos sumerge en el universo y vida de Dorothy Parker, una cuentista, dramaturga, crítica teatral, humorista, guionista y poeta norteamericana que vivió entre 1893 y 1967.


No conocía a Dorothy antes de ir a ver esta obra. Al salir de la función quería saber más, leer más, conocerla mejor... Me resulta casi imposible imaginar que alguien pueda salir sin sentirse cercano/a a ella, incluso si unos minutos antes no sabía quién era... Me animaría a decir incluso, que uno sale queriéndola...

Una de las cosas que me resultaron más interesantes sobre "D" tiene que ver con el modo en que se construye y estructura. Es una suerte de "monólogo polifónico", en donde podemos ver en simultáneo a una Dorothy joven en diálogo consigo misma, ya más madura. Esa relación dialéctica del personaje consigo mismo exalta sus contradicciones, sus miedos, sueños y esperanzas... 



Los textos son, casi totalmente, parte de la obra de la artista. Cuando supe esto, aprecié aún más la exquisitez con la que están hilvanados y la secuencialidad que produce el sentido y construye la narrativa, la historia de la protagonista. Por el modo en que se sucede la conversación entre la Dorothy joven y la Dorothy madura, y viendo cómo progresa la obra, sería muy difícil imaginar (salvo que uno conociese su obra a la perfección) que todo aquello pertenece a la propia pluma de la escritora, que no es una re interpretación con diálogos ficcionalizados sobre su vida. 

Dorothy no tuvo una vida fácil. A los 20 años ya había perdido a toda su familia. A los 35 se había divorciado. Luego perdió un embarazo, sufrió de depresión, tuvo varios intentos de suicidio. Por su manifiesta posición política de Izquierda fue investigada y perseguida por el FBI, acusada de ser comunista y fue puesta en la "lista negra". Además de todo esto, el alcoholismo la afectó durante la mayor parte de su vida.



A lo largo de la obra sentí que la iba apreciando más, queriéndola... Dorothy estaba "rota", de una u otra manera, todos lo estamos... Pero algunas almas están más quebradas... Y no toda alma partida hace que florezca belleza de las lágrimas o la sangre derramadas, ni cualquiera logra transmutar los tragos de hiel que nos sirve la vida en algo más que simple amargura y dolor.

No es sólo el hecho de estar herida lo que la hace querible, es, como dije, que de ese dolor salía belleza, una belleza triste, elegante, mordaz, hasta irreverente... 

Un excelente ejemplo de esto último sería su poema Una rosa perfecta

Veremos a Dorothy acusándose, interpelándose, agrediéndose, hiriéndose, reconciliándose, rememorando, añorando, discutiendo, justificando. Quién de nosotros no tiene la sospecha de que, contrario a lo que podría parecernos a priori, no podríamos hallar juez más cruel y despiadado que nos juzgue al final de nuestros días, que nosotros mismos...



Somos contradicción, somos polaridad, somos tensión irreconciliable, y la protagonista lo es mucho más... Un alma en carne viva se podría decir... Por sus luchas, por sus miedos, por sus intentos de reconciliarse consigo misma, por las batallas que perdió, por las bellas poesías que salieron de su pluma, por sus momentos de lucidez, por todo esto y muchas otras cosas, es que la vamos queriendo más... Y al salir, si nosotros también tenemos, en algún rinconcito de nuestro ser, algo de artistas, nos identificamos, no de un modo simplón y directo, basado en las "semejanzas" obvias o la falta de ellas... Nos identificamos con sus heridas, con sus miedos, con sus luchas, con su alma.

Salí de la sala sintiéndome exaltado. No era una exaltación "clásica", no era entusiasmo, era otra cosa. Tal vez porque me sumergí en su universo y en ese universo, la belleza y la tragedia caminan de la mano... Sentía muchas cosas simultáneamente, emociones contradictorias, vitales...

No es frecuente, de hecho es muy extraño, sentir que no encuentro palabras para expresar mis ideas. A la hora de ponerme a escribir esta reseña, hallé gran dificultad para empezar. Fue entonces que supe que gran parte de la potencia, belleza y sustancia artística de la obra no puede ser plasmada de modo lingüístico, que hay en "D" algo de vivencial, de visceral, de experiencia vital...

Espero que estas líneas, incluso si confusas, hagan que quienes las lean vayan a ver la obra y se sumerjan también en ese particular universo que fue, y es, Dorothy Parker.








Más información: D - Una leve aproximación a la literatura de Dorothy Parker. FACEBOOK


Página de Querida Elena en FacebookTeatro Querida Elena


Dorothy Parker escribió relatos, poemas y obras de teatro entre 1917 y 1960. Lenta, oscura y risueñamente, a través de sus textos pareciera que pudo soportar su vida en medio de la gigantesca Nueva York de entre guerras.
Actrices - Nadia Albarracín / Dana Crosa.Música Original – Santiago Carranza.Traducción de poemas – Maite Crosa.Vestuario - Javier Laureiro.Luces Gonzalo Berdes.Espacio- Nicolas Botte.Diseño Grafico – TresBoxes.Asistencia Dirección – Anabella Zarbo.Dramaturgia y Dirección - Silvia Oleksikiw. 
DOMINGOS 19 HSSala QUERIDA ELENAPi Y Margall 1124 - La Boca Dulce (a metros de Paque Lezama).

------------------------------------------------------------------------------


"One Perfect Rose"





A single flow'r he sent me, since we met.
All tenderly his messenger he chose;
Deep-hearted, pure, with scented dew still wet--
One perfect rose.

I knew the language of the floweret;
"My fragile leaves" it said, "his heart enclose".
Love long has taken for his amulet
One perfect rose.

Why is it no one ever sent me yet
One perfect limousine, do you suppose?
Ah no, it's always just my luck to get
One perfect rose.


Fuente: Public Wsu




"Una Rosa Perfecta"


Solo una rosa me envió desde que nos conocimos.
Supo elegir con mucha ternura el mensajero:
Corazón profundo, puro, con unas gotas de fragancia aún húmedas—
La rosa perfecta.

Así conocí el lenguaje de esa florcita que me decía:
Mis pétalos frágiles atesoran un corazón.
Este amor supo así encontrar su amuleto en
La rosa perfecta.

Me pregunto por qué nadie nunca me envió en cambio
La limusina perfecta. ¿Podrían decírmelo?
Ya sé… está mi suerte echada, y siempre he de recibir solo
La rosa perfecta.


Dorothy Parker. 

Fuente: Emmagunst Blog

------------------------------------------------------------------------------


Espero hayan disfrutado de la reseña y vayan a ver la obra. Es excelente y además está en un lugar hermoso. Querida Elena es uno de esos pequeños y encantadores misterios que tiene la Ciudad de Buenos Aires.





















Si desean compartir esta u otras entradas del Blog, se los agradeceré.

La cuenta del Blog en Twitter: El Escondite de Orfeo, Twitter.

lunes, 31 de julio de 2017

Consejos para escribir. Por Paulo Manterola.



Hombre dibujando o escribiendo
Vincent van Gogh


Hoy comparto con ustedes un artículo muy didáctico y útil para toda persona interesada en la escritura, en el proceso creativo e intelectual detrás de la producción de textos.

En agosto, el autor realizará un taller sobre esta temática.



Consejos para escribir

Por Paulo Manterola


Siempre hay tiempo para escribir, no hay excusa que valga. Siempre hay tiempo para hacer lo que nos gusta. Aquellos que dicen “cuando termine la carrera, voy a escribir”, es mentira: al que realmente le gusta escribir se busca el tiempo para hacerlo. Lo que siempre buscamos es una motivación o un incentivo a la hora de escribir. Si esquematizamos el proceso de escritura de una forma muy simple y acotada, podemos decir que se divide en tres etapas: escritura, reescritura y corrección. La escritura es el primer paso y, quizás, el más difícil; es superar el cansancio, la desmotivación, la falta de ideas o de modos de expresarlas. Todo eso se puede trabajar. El segundo paso es revisar, y tachar, o sobrescribir; darle una nueva dirección a lo que escribimos, encontrar el camino correcto, u otro: agregar o sacar elementos. Este segundo paso, puede repetirse más de una vez; no es una ciencia exacta. El último paso es la corrección, que también puede repetirse más de una vez, aunque no es conveniente. Hay que aprender también a desprenderse de lo que uno produce, y seguir, hacia algo nuevo, distinto. De esta manera, podemos pensar en algunos consejos que nos resultarán útiles en cada una de las etapas que hemos mencionado:


(Fuente de la imagen https://www.emaze.com/)


Escritura

- Comprometernos

Escribir es un trabajo como cualquier otro. Para ser prolíferos, debemos ser constantes. Las mejores ideas llegan cuando uno no las está buscando; por eso, es mejor estar preparado y tener siempre el lápiz afilado.


- Tener paciencia

Escribir a nuestro tiempo. A veces queremos terminar una historia nada más que para calmar nuestra ansiedad, pero siempre conviene no apresurarnos. Dicen que “se escribe con la cicatriz, no con la herida”. Todos los procesos llevan su tiempo. Sin darnos cuenta, inconscientemente, siempre estamos escribiendo, pensando qué escribir. Las ideas decantan por sí mismas en nuestro consciente, y nosotros debemos respetar eso.


- Ser curioso, y lector

Para escribir bien, es conveniente leer a los que escriben bien, tanto a los clásicos como a los contemporáneos, para sacar ideas, recursos y para motivarnos. La inspiración no viene y casi todo escritor empezó copiando a alguien. Como decía Picasso: “Los buenos artistas copian, los genios roban”.


- Olvidar la autocensura

Escribir es rescribir. Todo lo que se nos venga a la cabeza, debemos escribirlo. No debemos dejar nada de lado. Es preferible olvidar una idea, una historia porque queremos y no porque no la escribimos a tiempo. Primero, nuestra tarea es escribir; después, habrá tiempo para organizar lo escrito.


- Compartir

Nuestros allegados siempre son nuestros primeros lectores y ellos seguramente pueden darnos consejos válidos. Es cuestión de animarse, y de escucharlos.




Reescritura

- El lector ideal

Lo primero que debemos hacer, es pensar quién leería lo que escribimos, aunque sea hipotéticamente. Esto nos dará un marco, un objetivo, un perfil, un estilo. De allí, podremos deducir, cómo estructurar nuestro escrito, qué registro utilizar, etc.


- Símbolos

El lenguaje es un sistema de símbolos. Y de símbolos vivimos rodeados. Debemos entender que una cadena completa de ideas podemos encontrarla en cualquier lado, entre las palabras, entre alguna imagen visual, en nuestra casa, en un bar o en el colectivo. Siempre es bueno estar atentos a cualquier estímulo.


- Recursividad

Debemos también entender que la idea de la que parte lo que escribimos puede tomar diferentes formas y rumbos, incluso uno totalmente contrario. Una vez que tenemos un primer manuscrito, debemos revisarlo y contemplar la posibilidad de que pueden ocurrírsenos nuevas ideas que lo modifiquen en parte o completamente. Si esto implica, desechar ideas anteriores o ya escritas, bienvenido sea.



(fuente de la imagen http://www.diariodecultura.com.ar/)


Corrección

- Asombrarnos

Es importante aprender a crear giros inesperados para el lector. Dejarnos sorprender, y sorprender a los demás. Como decía Borges: “Vivimos no de la costumbre, sino del asombro”.


- Observar

Las historias y personajes que creemos deberán ser particulares y verosímiles, ya que estos son los que más se recuerdan. La literatura está hecha de detalles. Para identificar a un personaje es importante oírlo (su lenguaje lo define) o ver cómo se mueve.


- Economizar

Escribir es elegir. No debemos ponerlo todo, tenemos que aprender que menos es más y lograr que el lector reponga e imagine lo que falta.


- Dejar descansar el texto

Tratemos de alejarnos del texto al menos por unas horas o días; después, podremos releerlo con cierta distancia.


- Confiar

Antes de corregir nuestro propio escrito, debemos confiar en nuestras propias capacidades y conocimientos.


- Dar lo mejor

Debemos comprender, por último, que nunca estaremos plenamente satisfechos con lo que hacemos, por lo menos no a largo plazo. De lo único que debemos estar seguros, es que dimos lo mejor de nosotros en ese momento.


------------------------------------------------------------------------------


Para saber más, el 7 de agosto comienza el taller de escritura creativa Soltar la lengua. En Espacioy Lugar Cultural. Mansilla 2982, PB (CP1425), CABA. Para inscribirse y consultas: espacioylc@yahoo.com.ar


Links de contacto:



lunes, 17 de julio de 2017

Dos cuentos breves (La huida y Pacto) de Ariel Magnus.

Hoy quiero compartir con ustedes dos cuentos breves, cada uno de ellos tiene cien palabras, incluidas las del título. Ambos cuentos pertenecen a Ariel Magnus, un escritor argentino y autor de Seré breve (Cien cuentos escuetos), Interzona.

Cada cuento se halla "ilustrado" por una pintura que me pareció adecuada para acompañar a cada uno de estos breves e interesantes relatos, la autora de ambas pinturas es la artista rusa Nina Tokhtaman Valentova.


----------------------------------------


La huida

Estaba a punto de dormirse sentado cuando oyó el ruido, se paró volteando la silla y salió a los tropezones por la puerta trasera. Caminó sin detenerse hasta que el piso se hizo de tierra y las casas empezaron a espaciarse; al amanecer ya se encontraba en campo abierto. Todo el día siguió avanzando a la vera de la ruta, el cuello del impermeable levantado y la cabeza hundida entre los hombros. Caía la noche cuando llegó a una posada y pudo sentarse a comer. Estaba a punto de dormirse (con el cigarrillo encendido) cuando oyó el ruido.

Ariel Magnus, Seré breve (Cien cuentos escuetos), Interzona, página 22.





Escape
Nina Tokhtaman Valetova
Fecha: 2017; Nueva York City, New York, EEUU.
Estilo: Realismo Mágico
Género: Pintura Simbólica
Material: Óleo sobre lienzo
Dimensions: 55.88 x 71.12 cm




Pacto

M. nunca deja de sorprenderse de que los hombres estemos incapacitados para imaginar el calor cuando hace frío, el hambre estando ahítos, el dolor con salud. Su teoría es que dicha falencia debe responder a un antiguo pacto: a cambio de no acceder a ese espacio aparentemente nimio de la imaginación, el Diablo nos concedió la más desaforada de todos los seres vivientes. Lo que no tuvieron en cuenta nuestros antepasados fue que prever un cambio o una carencia era esencial para sobrevivir, y que imaginarlo todo (incluida la muerte) no aporta a nuestra felicidad, más bien lo contrario.

Ariel Magnus, Seré breve (Cien cuentos escuetos), Interzona, página 55.






Tiempo del Diablo
Nina Tokhtaman Valetova
                 Fecha: 2010; Moscú, Federación Rusa
Estilo: Realismo Mágico
Género: Pintura Simbólica
Material: Óleo sobre lienzo y cartulina

Dimensiones: 60 x 75 cm


---------------------------------------------------------------


Espero hayan disfrutado de la entrada. Como siempre, si comparten en las redes sociales, tanto esta entrada como otras, se los agradeceré, hasta la próxima !!!

La cuenta del Blog en Twitter: El Escondite de Orfeo, Twitter.