miércoles, 29 de mayo de 2013

Orfeo y Eurídice. Auguste Rodin






Esta bella escultura de motivo mitológico fue esculpida por Auguste Rodin (1840-1917) uno de los Grandes Maestros del Impresionismo.

En este caso podemos ver a Orfeo y Eurídice, un hermoso pero triste mito antiguo.

Orfeo era el hijo de la musa Calíope (Poesía) y de Apolo (Dios de Sol, la Música, la Poesía etc), según el mito su talento para tocar la lira era tal que era admirado incluso por los Dioses.

Orfeo contrajo matrimonio con Eurídice (una ninfa), su mano fue concedida por el mismísimo Zeus, su matrimonio fue muy feliz, pero, Euristeo, un pastor del lugar se enamoró de Eurídice, quiso abusar de ella, y esta fue picada por una víbora mientras huía desesperada.

Su música fue tan melancólica que conmovió a los mismísimos Dioses que le aconsejaron ir al inframundo a buscarla, cuenta el mito que logró sortear al guardían de las puertas infernales (Cerberrus), un perro con varias cabezas, el animal fue conmovido por la tristeza de las melodías que salían de la Lira de Orfeo.

Ese día hasta las penas del infierno cesaron y el mismo Dios del Inframundo (Hades) se conmovió.

El Dios le dió la oportunidad a la amada de Orfeo de retornar con su amado, con la sola condición de que Orfeo caminase delante y no se volviese a mirar hasta haber ambos salidos de su reino.

Por desgracia, casi llegando a la superficie Orfeo dudo y se volvió a ver, en ese instante Eurídice fue desapareciendo, él intentó abrazarla pero no lograron sus brazos asir nada.

Orfeo intentó nuevamente volver pero ya no le fue posible.

Tristísima pero bella historia.

6 comentarios :

  1. hermosa escultura. solamente ellos dos desnudos, marchando, saliendo del infierno. ella, como llevada en sueños, sonámbula, o dormida o muerta. toda la tensión del momento puesta en la mano de él, en la palma con la que se cubre los ojos, en su rostro contraído y angustiado. realmente me encanta.

    ResponderEliminar
  2. Bellísima sí, y del mismo modo que en la pintura del período esta escultura no busca el detalle sino que captura la expresión de ellos, como señalás, la angustia ...

    ResponderEliminar
  3. La pureza del aMOR no puede soportar ni la minima mancha de malos deseos que como casi siempre ,provienen del entorno de la pareja envidiandolos ,poniendo la duda entre ellos ,codiciando sus momentos , es asi que de la felicidad extrema la pareja cae al abismo /infierno y aunque quieran ambos salir del mismo ya no lograran ser felices si "miran hacia atras " que traducido seria :Empezar todo de nuevo sin mirar el pasado y no permitir terceros que se entrometan NUNCA MAS (amigos ,parientes nadie )

    ResponderEliminar
  4. Buena reflexión/paralelismo con la historia mítica ...

    Gracias por leer y visitar el Blog Sasha !

    ResponderEliminar
  5. DESPUÉS DE QUE ORFEO SE DÉ LA VUELTA para echarle una mirada a Eurídice, y con ello perderla, la Divinidad le consuela; cierto, él ha perdido a una persona de carne y hueso, pero a partir de entonces será capaz de distinguir sus hermosos rasgos en todas partes, en las estrellas del cielo, en el brillo del rocío de la mañana. Orfeo acepta enseguida el provecho narcisista de esta inversión: se extasía con la glorificación poética de Eurídice, que yace ante él; por expresarlo de manera sucinta: él ya no la ama A ELLA, lo que ama es la visión de SÍ MISMO demostrando su amor por ella. Esto, naturalmente, proyecta una nueva luz cómica sobre la eterna pregunta de por qué Orfeo vuelve la mirada y la caga de esa manera. Lo que encontramos aquí no es más que el vínculo entre la pulsión de muerte y la sublimación creativa: el hecho de que Orfeo vuelva la mirada es un acto perverso stricto sensu; pierde a Eurídice de manera intencionada a fin de recuperarla como objeto de sublime inspiración poética. (Esta idea fue desarrollada por Klaus Theweleit). ¿Pero no deberíamos dar un paso más? ¿Y si fue la propia Eurídice, consciente del callejón sin salida de su amado Orfeo, la que de manera intencionada provocó que él se diera la vuelta? ¿Y si su razonamiento fue más o menos el siguiente?: «Sé que me ama, pero es en potencia un gran poeta, ése es su destino, y si no puede cumplirlo por el hecho de estar felizmente casado conmigo, entonces la única salida ética que me queda es sacrificarme, conseguir que se dé la vuelta y me pierda, así podrá convertirse en el gran poeta que merece ser». En ese momento, ella profiere una tosecilla o algo parecido para llamar la atención de su Orfeo.

    Slavoj Žižek, "Mis chistes, mi filosofía" (2015)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por compartir este párrafo de Žižek, Raymond, no conocía el libro. Sí al autor, me gusta particularmente su documental "Guía de cine para pervertidos" ...

      Muchas gracias por comentar !!! :)

      Eliminar