jueves, 5 de febrero de 2015

Museo de Esculturas Luis Perlotti.

El Museo de Esculturas Luis Perlotti se encuentra en el barrio de Caballito, en Capital Federal, Argentina. En la calle Pujol 644.

Lo conocí hará un año y medio, viví toda mi vida por la zona y si bien había leído carteles que señalaban su existencia, no había asistido. Quienes leen el blog de modo asiduo sabrán lo que pienso sobre la belleza que está demasiado "a nuestra mano" ... con frecuencia tendemos a no verla, no considerarla, o incluso -en el peor de los casos- a despreciarla ...

La primera vez que fui me sorprendió muchísimo, esperaba un lugar mucho más pequeño, imaginaba una sala grande, algunas esculturas y ya ... 

Me encontré con un Museo con tres niveles y una gran cantidad de obras y muestras temporales para ver, grata sorpresa.

Hoy quiero compartir con ustedes un poco de lo que allí pueden encontrar, aclaro que las imágenes que compartiré son tomas generales de los salones ya que me dijeron que sólo se pueden tomar fotos de este tipo, pero no de las obras en particular (entendí que no se pueden tomar primeros planos de las obras) ...

Otro detalle es que, en mi última visita, por un problema de estructura (creo que referido a una pared) el tercer nivel del Museo estaba clausurado al público, espero que esto se solucione a la brevedad para que quienes concurran puedan disfrutar de todas las obras.

De todos modos en la página web del museo hay varias fotos en excelente calidad de la obra de Perlotti, y buscando en internet hallé imágenes de piezas que me gustaron particularmente de otros autores allí exhibidos (muestras temporales).

Antes de introducirnos en el museo una breve referencia a la figura del artista tomada de la página de la institución:



Luis Perlotti.

Luis Perlotti nació el 23 de junio de 1890, de padre zapatero y madre modista. Al morir ésta en 1899 y para contribuir a la economía familiar, trabajó como peón en varias fábricas, entre ellas la cristalería Rigolleau. Luego pasó a una ebanistería, donde aprendió el oficio, al tiempo que asistía a los cursos nocturnos de dibujo en Unione e Benevolenza y a los talleres de la Asociación Estímulo de Bellas Artes, donde preparó su ingreso a la Academia Nacional. Allí tuvo como maestros a Pío Collivadino, Pablo Ripamonti y, en escultura, a Lucio Correa Morales. Realizó pequeñas obras y bustos por encargo, entre ellos "El tambor de Tacuarí" y un par de efigies de Sarmiento encargadas por el Colegio Militar y la Escuela Naval.  

Hacia 1914 sus obras se exponían en el Salón Nacional. Se vinculó con un grupo de artistas, entre ellos Benito Quinquela Martín, e ingresó en el Ministerio de Agricultura, donde cumplió funciones de dibujante y tallista preparando el muestrario para la exposición que se realizaría al año siguiente en California.

En estas circunstancias conoció a Eduardo Holmberg y Juan B. Ambrosetti, quienes lo alentaron a estudiar las tradiciones y la historia nativa americana, inclinación que también le fue fomentada por el escritor Ricardo Rojas. 

El fervor por la ilustración de temas autóctonos se reafirmó en su amistad con el perito Moreno, quien se convirtió en una de sus fuentes informativas acerca de la vida, costumbres, tradiciones y cultura de los indígenas. Buscó tipos para servirse de modelo y viajó al interior argentino para afirmar su vocación por la temática. 

Comenzó a recibir encargos diversos, tanto de instituciones como de particulares, en forma regular e inició la labor docente. 

En 1922 recibió el 3° Premio en el XII Salón Nacional, con un retrato de Quinquela Martín en bronce, y en 1924, el Premio Ciudad de Buenos Aires en el XIV Salón Nacional, con una madera titulada "Niña del Cuzco", entre otras distinciones. 

En 1925 realizó su primer viaje por América y, en años siguientes, visitó el Altiplano, cuya geografía y contexto histórico, arqueológico y cultural se reflejan en sus obras. 

En 1927 participó en la Exposición Internacional de Sevilla, con cerámicas de tema criollo e indigenista, y en 1933, la Asociación Ameghino de Luján le organizó una importante exposición, cuyo catálogo fue prologado por Ricardo Rojas. 

Posteriormente realizó obras de gran envergadura. Entre ellas, el "Monumento a Mitre", en la ciudad de Corrientes; "Los Libres del Sur", en Chascomús, y "Alfonsina Storni", en Mar del Plata, Prov. de Bs. As., y "El retorno a la patria", en Tunuyán, provincia de Mendoza. 

En 1969, Perlotti cedió a la entonces Municipalidad de la Ciudad de Buenos Aires su casa-taller para que fuera convertida en Museo. El 25 de enero de ese año, Perlotti falleció en Punta del Este, Uruguay, en un accidente automovilístico.

Fuente del texto: 


-----------------------------------------


Salones del Museo
















Esculturas de Luis Perlotti



Flor de Irupé.
216 x 100 x 100cm.
s/d Bronce, modelado, moldeado y vaciado en bronce.

Danza de la Flecha.

91 x 27 x 40cm. 

1925 
Cemento patinado, modelado, moldeado y vaciado.

Eldisa Ferraris Acosta.
40 x 30 x 21cm. 
1938 
Mármol, talla.

 Laika Paya
63 x 40 x 39.
1927 
Quebracho, talla.

Guaraní

55 x 41 x 48 cm. 
1953 
Quebracho, talla.

Enrique Muiño

53 x 23 x 25cm. 
1938
Madera, talla.


Autorretrato 
66.55 x 56 x 38cm.
 1958 
Quebracho, talla.



Fuente de las imágenes (y datos que las acompañan):


El Museo cuenta además con obras de otros artistas que han ido colaborando (ellos o sus familiares) a lo largo de los años para enriquecer la colección de la institución, quiero compartir con ustedes algo de  la obra de Alfredo Yacussi.

Su obra Colecorazón me fascina, gracias a ella aprendí además lo que significa "cortapesta". Dicha palabra es un término originario de Italia que denomina una técnica que utiliza trozos de papel cortados a mano que se van uniendo con algún adhesivo. Se va superponiendo papel con papel formando capas y entrelazados. 


Colecorazón-
Alfredo O. Yacussi. 
Cartapesta 
50 x 60 cm.

Músico del Viento. 
Alfredo O. Yacussi. 
Madera y tinta
 88 x 80 cm

Fuente de las imágenes de "Colecorazón" y "Músico del Viento":




Otras imágenes que encontré de obras de Alfredo Yacussi


 Jugando la vida.

Nostalgia y humo.


En el futuro subiré más de Luis Perlotti como artista y de las exhibiciones y muestras realizadas en el Museo.

-------------------------------


Espero hayan disfrutado de la reseña, como siempre si lo comparten en las redes sociales, tanto esta entrada como otras se los agradeceré. Hasta la próxima !!!

La cuenta del Blog en Twitter: El Escondite de Orfeo, Twitter.


No hay comentarios :

Publicar un comentario