lunes, 16 de enero de 2017

Ernesto de la Cárcova. Muestra en el MNBA por el 150 aniversario de su nacimiento.

En el Museo Nacional de Bellas Artes, Buenos Aires, Argentina, se está llevando a cabo una muestra dedicada al pintor Ernesto de la Cárcova, debido a la conmemoración del 150 aniversario de su nacimiento.

Tal vez conozcan a este pintor por su obra más reconocida, Sin pan y sin trabajo, obra que ya tiene un espacio en este Blog y que, de hecho, fue protagonista de la entrada que inauguró este espacio.

Mi conexión personal con la obra y el pintor data de mi niñez (me disculparán la referencia personal pero me siento en la necesidad de señalar esto). Recuerdo mi primera visita al MNBA. Llevado por mi madre y caminando por sus pasillos, terminé quedando frente a la obra. En ese momento, era muy chico y no tenía ninguna conexión formal con el arte. Lo que sí recuerdo es lo que me ocurrió por dentro: una mezcla de maravilla y conmoción, esa clase de cosas que provoca el buen arte y que no pueden ser expresadas por el lenguaje.

Fue algo puramente emocional, algo que, como dije, no podría expresar en palabras. Supongo que era la fuerza de la imagen, la composición, el dramatismo de la escena, no lo sé... porque todo esto es algo que estoy elaborando ahora... Como sea, el autor y la obra fueron uno de los grandes disparadores de mi interés por el arte, incluso más allá de la pintura.

La muestra del MNBA tiene como intención volver a reunir la obra (que no es muy extensa) de este autor, por primera vez desde la exhibición póstuma que se realizó en su honor en el año 1928 en la Asociación Amigos del Arte.

La exhibición tiene 2 salas. En la primera, se evoca el ambiente de aquella exposición de 1928 y en la segunda, se exhibe su pintura más célebre Sin pan y sin trabajo y otras obras posteriores de artistas que han tomado dicha pintura como fuente de inspiración.

Su pintura más conocida es un ícono de la cultura de la lucha y la protesta popular en la Argentina.

Sin pan y sin trabajo fue exhibida por primera vez (en el país) en el año 1894, en el Salón del Ateneo. El pintor volvía de Italia.

Podremos observar, en la segunda sala, además, estudios radiográficos que se le han realizado a la obra y que revelan parte del proceso creativo oculto de la pintura.

Recorriendo las dos salas hallarán óleos, dibujos y medallas. Estas últimas son parte de una faceta artística no tan conocida, al menos por la mayoría, de De la Cárcova. 

Espero que esta entrada haga que quienes la lean tengan ganas de ir a visitar la muestra. Comparto con ustedes varias fotos. Como siempre, recuerdo que son ilustrativas, tomadas con celular.




Sala 1

 Ernesto de la Cárcova



Foto de la exposición de 1928




Izquierda (de arriba hacia abajo)
                                                    
En el jardín 
1902
Óleo sobre tela
Colección MNBA

Lola Pérez del Cerro en el Lago di Como
s.f.
Óleo sobre cartón entelado
Colección particular


Derecha (de arriba hacia abajo)

Paisaje 
1902
Óleo sobre tela sobre madera
MNBA

Mujer con vestido rosa y sombrilla
1902
Óleo sobre tela
Colección particular

Playa de Paramé
1917
Óleo sobre cartón entelado
Colección particular






Izquierda (de arriba hacia abajo)

Cabeza de vieja
1924
Óleo sobre tela
Colección particular

Cabeza de vieja
Óleo sobre tela
Museo Benito Quinquela Martín

Derecha (de arriba hacia abajo)

Autoretrato
s.f.
Óleo sobre tela
Colección particular

Ernesto de la Cárcova (hijo)
1913
Óleo sobre tela
Colección particular










 Filósofo
c.a. 1985
Óleo sobre tela
Colección particular



 El conferencista Fougéres
1923
Óleo sobre tela
Colección particular



Bartolomé Mitre
1922
Óleo sobre tela
Corte Suprema de Justicia







Bandeja de uvas
c.a. 1913
Óleo sobre tela
Colección particular



 Pomona
1913
Óleo sobre cartón entelado
Colección particular

Boceto de Pomona
c.a. 1913
Lápiz sobre papel
Colección particular




Academias
c.a. 1909 - 1915
Dibujos en sanguina, sepia, carbonilla grasa y grafito sobre papel
MNBA y Colección particular








Miss L.T.
c.a. 1920
Óleo sobre tela
Museo Rosa Galisteo de Rodríguez, Santa Fé

Miss L.T. (boceto)
c.a. 1920
Óleo sobre tela
Colección particular



 Lola Pérez del Cerro de la Cárcova
1914
Óleo sobre tela
MNBA



 Retrato de la Sra. María de la Cárcova de Ferrari
1894
Óleo sobre tela
MNBA



 Pensativa
s.f.
Óleo sobre tela
Colección particular



 Retrato de mujer
s.f.
Óleo sobre tela
Colección particular





 Academias
c.a. 1909 - 1915
Dibujos en sanguina, sepia, carbonilla grasa y grafito sobre papel
MNBA y Colección particular




Izquierda (de arriba hacia abajo)

 Naturaleza
s.f.
Óleo sobre tela
Museo Municipal de Bellas Artes
Juan B. Castagnino, Rosario

Naturaleza muerta
s.f.
Óleo sobre tela
Colección particular

Derecha (de arriba hacia abajo)

Jarrón con flores blancas
s.f.
Óleo sobre tela
Colección particular

Jarrón con flores
c.a. 1925
Óleo sobre tela
Colección particular



 Naturaleza en silencio
c.a. 1926
Óleo sobre tela
MNBA



 En el jardín
c.a. 1926
Óleo sobre tela
Colección particular



 Primavera
c.a. 1925
Óleo sobre tela
Colección particular



Contraluz
c.a. 1926
Óleo sobre tela
MNBA



Sala 2




Antonio Pujía
Sin pan y sin trabajo en el 2000 también
2000
Cera
Colección del artista






 Carlos Alonso
Sin pan y sin trabajo
1966
Acrílico sobre tela
Colección del artista



 Gustavo López Armentía
Puente Avellaneda 
2005
Técnica mixta, Polvo de cuarzo y mármol
Colección del artista







Juan Pablo Renzi
Vidrios empañados
1948
Óleo sobre tela
Colección particular



 Evangelina Aybar
Resumen de la semana
2009
Acrílico sobre tela
Museo de Arte Contemporáneo de Salta



Rosario Espina
La Cárcova no es basura
2014
Fotografía
Colección de la artista


Y finalmente, la obra más importante de De la Cárcova






 Ernesto de la Cárcova
Sin pan y sin trabajo (boceto)
c.a. 1894
Óleo sobre tela
Colección particular




Análisis Radiográfico de la obra:

Se hallaron modificaciones radicales realizadas por el autor sobre la obra y que fueron decisivas a la hora de generar un mayor dramatismo en el cuadro.

Si bien el artista había realizado un boceto, la gran cantidad de pentimenti (arrepentimientos), muestran que De la Cárcova terminó definiendo su obra sobre el lienzo.



Por último, quiero compartir con ustedes una imagen en alta calidad y un comentario de la obra tomado de la página oficial del MNBA. Al final de la entrada dejo el link a la fuente original de donde tomé el texto.


Sin pan y sin trabajo
Ernesto de la Cárcova
1894
Óleo sobre tela
125,5 x 216 cm

​"Sin pan y sin trabajo es el primer cuadro de tema obrero con intención de crítica social en el arte argentino. Desde el momento de su exhibición ha sido una pieza emblemática del arte nacional: comentado, reproducido, citado y reapropiado por sucesivas generaciones de artistas, historiadores y críticos hasta la actualidad. Fue pintado por Ernesto de la Cárcova en Buenos Aires al regreso de su viaje de estudios en Turín y Roma, donde había comenzado su ejecución antes de partir. Allí dejó al menos un boceto en obsequio a Pío Collivadino, el artista argentino que a su llegada ocupó el taller que De la Cárcova dejaba en la Via del Corso 12.

Había comenzado su formación europea en la Real Academia de Turín, donde fue admitido con una obra (Crisantemos) en la exposición de 1890. Luego había pasado a Roma, donde continuó su formación en los talleres de Antonio Mancini y Giacomo Grosso. Una obra suya (Cabeza de viejo) fue premiada con medalla de plata y adquirida en 1892 para la Galería Real de Turín; también obtuvo una medalla de oro en Milán en 1893 (1). Estos antecedentes hicieron que a su regreso, a los 28 años, fuera miembro del jurado del Ateneo, de modo que Sin pan y sin trabajo, celebrado como el gran acontecimiento artístico del Salón, quedó fuera de concurso.

El cuadro responde a un estilo naturalista y a una temática que tuvieron una importante presencia en los salones europeos de los años finales del siglo XIX: grandes pinturas resueltas en tonos sombríos que desplegaban escenas dramáticas de miseria y de los contemporáneos conflictos sociales urbanos. El espíritu crítico que sin duda alimentó aquellas composiciones naturalistas finiseculares se diluyó en los cuadros de salón, en el interés por figurar en grandes competencias con posiciones enfrentadas al arte académico más conservador. Sin embargo, Sin pan y sin trabajo no fue pintado para competir en un salón europeo: fue la obra con la que De la Cárcova se presentó al regreso en el segundo Salón del Ateneo en Buenos Aires, tras haberse afiliado al recién creado Centro Obrero Socialista (antecedente inmediato del Partido Socialista, fundado dos años después) (2). 

No había en Buenos Aires una tradición académica sino que el grupo de artistas del Ateneo procuraba dar sus primeros pasos. Por otra parte, a partir de la crisis de 1890, la inmensa afluencia de inmigrantes europeos que llegaban de Europa en busca de trabajo en Buenos Aires comenzaba a percibirse en forma conflictiva.


Hay algunos elementos de la composición y el tratamiento del tema que alejan a Sin pan y sin trabajo de las recetas naturalistas en favor de una mayor expresividad crítica, transformándolo en un cuadro de ideas: la posición inestable y el alargamiento de la espalda del obrero, la inclinación de la silla en que se apoya y de la mesa (que no responden a un esquema riguroso de perspectiva) generan tensión hacia el gesto de la mano que aparta la cortina y centra la atención sobre la escena que se desarrolla en la veduta del fondo. Allí puede verse un conflicto entre obreros y guardias a caballo, frente a una fábrica cerrada e inactiva. El plano inclinado de la mesa vacía, plenamente iluminado, presenta también un foco de interés en el que se destacan las herramientas, inútiles. La figura de la mujer con el niño en brazos, a la derecha de la composición, con un regazo extraordinariamente amplio y una expresión vacía en el rostro, funciona como contrafigura de la tensión dramática del obrero.


Los diarios de Buenos Aires destacaron el cuadro de De la Cárcova como la gran revelación del Salón de 1894. Se destaca entre ellos la extensa e intencionada nota de Roberto J. Payró (quien también se había afiliado ese año al Centro Obrero Socialista) en La Nación, donde el cuadro fue reproducido por Martín Malharro. Payró comentaba en forma dramática la escena para los lectores: “¡No quiero, no quiero que me quitéis el pan de mi esposa, el pan de mi hijo! ¡No hay derecho, asesinos, para hacer morir á esta inocente criatura, para hacer sufrir á esta pobre mujer! […] Pero él no sabe todavía. Se enfurece ante el efecto y no se da cuenta de la causa. Mañana, cuando la conozca, se hará un anarquista, y se vengará de sus furores injustos contra los compañeros de sufrimiento, con otros furores, mortíferos, que lo llevarán quién sabe á qué extremidades nefastas”.


Sin pan y sin trabajo formó parte del envío organizado por Eduardo Schiaffino para la Exposición Universal de Saint Louis en 1904, donde recibió también una amplia cobertura en los periódicos, fue reproducido en varias publicaciones y obtuvo un Gran Premio (la máxima distinción) en esa competencia.


No siguió De la Cárcova en la línea que abría con esta obra (aunque sobre el final de su vida realizó algunos bocetos para una escena de puerto) sino que cambió pronto de rumbo: aclaró su paleta y realizó algunos desnudos simbolistas, retratos y varias notables naturalezas muertas. Tuvo también una importante producción como medallista, pero sobre todo dedicó buena parte de sus esfuerzos a la docencia y la gestión pública en diversos ámbitos (fue concejal, miembro de la Academia y de la Comisión Nacional de Bellas Artes, Patrono de Becarios en Europa, etc.). Fundó, en 1923, la Escuela Superior de Bellas Artes que luego de su muerte llevó su nombre."

(Laura Malosetti Costa)


Link de donde tomé el texto: Sin pan y sin trabajo. MNBA


---------------------------------------------------------------


Espero hayan disfrutado de la entrada. Como siempre, si comparten en las redes sociales, tanto esta entrada como otras, se los agradeceré, hasta la próxima !!!

La cuenta del Blog en Twitter: El Escondite de Orfeo, Twitter.